Oligoelementos

Los oligoelementos son sustancias químicas que se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo para intervenir en su metabolismo. La cantidad requerida de cada uno es menor a 100mg. En su mayoría son metales y son esenciales para el buen funcionamiento de las células.

Además de los cuatro elementos presentes en todos los  organismos moleculares: oxígeno, hidrógeno, carbono y nitrógeno, existen una gran variedad de elementos químicos esenciales presentes en pequeñas cantidades en todo ser vivo y tanto su ausencia como su exceso pueden ser perjudiciales para el organismo.

Como elementos esenciales para la vida tenemos los siguientes: Potasio, cloro, sodio, calcio, fósforo, magnesio, zinc, hierro.

Como oligoelementos podemos considerar: Boro, cromo, cobalto, cobre, flúor, hierro, manganeso, molibdeno, níquel, selenio, silicio, vanadio, yodo, zinc, litio.

Es muy importante tener una aportación diaria de oligoelementos dentro de nuestra alimentación, ya que nuestras células son permanentemente atacadas por el estrés, cansancio, disgustos, enfermedades…por consiguiente el consumo de estos elementos químicos activan dos sistemas que luchan en contra de estos radicales: enzimáticos (actividad controlada por la disponibilidad del cobre, manganeso, zinc o selenio) y no enzimáticos (antioxidantes como las vitaminas C y E)

Llevar una dieta equilibrada en nutrientes, grasas y oligoelementos es determinante para que nuestro sistema inmunitario produzca las defensas necesarias que eviten que nos enfermemos o nuestras células envejezcan prematuramente.

He aquí una muestra de dónde podemos encontrarlos y cuales son sus propiedades:

  • Aluminio: Indicado en retraso intelectual menor. Actúa como regulador del sueño y también se utiliza en casos de insomnio producido por sobrecarga intelectual.

  • Azufre: Indicado como complemento en todas las patologías cutáneas: eccemas, dermatosis, psoriasis, urticaria, acné. También en artritis, asma e insuficiencia digestiva hepática.

  • Bismuto: Indicado en todas las afecciones e inflamaciones de la garganta: anginas, laringitis, etc. Muy efectivo en pediatría.

  • Calcio:  productos lácteos como la leche, quesos, yogur, etc. Su aportación al organismo es equilibrar el sistema nervioso, constituir los huesos, los dientes y llevar un óptimo nivel de coagulación de la sangre.

  • Cobalto: vegetales como el rábano, las cebollas, la coliflor y las setas; también lo encontramos en carnes y crustáceos. Sus propiedades previenen la osteoartritis y es un excelente anti-anémico. Indicado en cefaleas tipo migraña, acúfenos, vértigos, trastornos funcionales digestivos, aerofagia, espasmos digestivos y vasculares.

  • Cobre: moluscos, vísceras, cereales, frutos y carne de pollo. Forma parte de los tejidos corporales como el hígado, cerebro, riñones y corazón; y su función es prevenir infecciones de las vías respiratorias, reumatismos y aceleración de la síntesis de la queratina.
  • Cobre-Oro-Plata: Indicado en fatiga global, psicoastenias, tendencias depresivas. En general, cuando se observe una disminución de las defensas con pérdida de vitalidad. Muy utilizado en Geriatría.
  • Cromo: Potencia la acción de la insulina y favorece la entrada de glucosa a las células. Su contenido en los órganos del cuerpo decrece con la edad. Los berros, las algas, las carnes magras, las hortalizas, las aceitunas y los cítricos (naranjas, limones, toronjas, etc.), el hígado y los riñones son excelentes proveedores de cromo.

  • Flúor: Lo encontramos en el agua y el té. Una de sus principales funciones es prevenir la caries dental. Indicado en trastornos del metabolismo del calcio. Para facilitar la consolidación de fracturas. Hiperlaxitud ligamentaria.

  • Fósforo: pescado, cereales y carne. Constituye huesos y dientes, proporciona reacciones energéticas y lleva una parte fundamental en la formación de proteínas. Indicado en espasmos musculares, calambres y estados de distonía neurovegetativa. Propuesto en la tos ferina y en la espasmofilia digestiva.
  • Germanio: Indicado en reumatismos

  • Hierro: Lo encontramos en el hígado, ostras, moluscos, carnes rojas, pollo, pescado,  cerveza y cereales. Su función es ser componente de la hemoglobina.
  • Litio: Indicado en todos los trastornos menores del psiquismo: nerviosismo, irritabilidad, insomnio, problemas del comportamiento y de la afectividad, tanto en el niño como en el adulto. No se debe confundir con el litio utilizado en psiquiatría para el tratamiento de la psicosis maniaco-depresiva con dosis muy fuertes.

  •  Magnesio:  chocolate, almendras, cacahuetes, pan, carnes y soja. Su función es disminuir el deseo de los azúcares y el drenaje del agua, además actúa en la irritabilidad, cansancio, calambres, palpitaciones y preserva la tonicidad de la piel. Indicado en los dolores causados por inflamación de las raíces nerviosas, en el estreñimiento crónico y en estados de distonía neurovegetativa.
  • Manganeso:  en cereales, almendras, legumbres, frutas secas, pescados y soja Es parte importante en la constitución de ciertas enzimas, su deficiencia produce pérdida de peso, dermatitis y náuseas; se cree que participa en funciones sexuales y reproductoras. En el organismo se encuentra principalmente en el hígado, huesos, páncreas e hipófisis. Indicado en alergias (eccemas alérgicos, migrañas alérgicas, asma, alergias alimentaria, fiebre del heno). Muy indicado en dolores fugaces, artralgias y precordalgias funcionales.
  • Manganeso-Cobalto: Indicado en las disfunciones del sistema neurovegetativo (ansiedad menor, pérdidas de memoria, disestesias). Trastornos de la circulación (varices, espasmos vasculares, hipertensión funcional espasmódica); colitis espasmódica, úlceras gástricas con componente psicosomático, aerogastria.
  • Manganeso-Cobre: Indicado en fatigabilidad, tanto psíquica como física, sin causa aparente. También en la cronificación de enfermedades tales como la cistitis de repetición.
  • Manganeso-Cobre-Cobalto: Propuesto como coadyuvante en tratamientos específicos de las anemias y estados asténicos. Anemias ferropénicas del niño o de la mujer embarazada. Anemias postinfecciosas y anemias de la vejez.
  • Níquel-Cobalto: Indicado en todos los problemas de la función pancreática, como estreñimiento, hinchazón de vientre, digestiones lentas y pesadas, aerofagia.

  • Potasio:  frutas frescas y secas, legumbres y en los cereales. Su función es favorecer los intercambios celulares e intracelulares. Trastornos del metabolismo del agua: edemas, dolores reumáticos. Tónico cardiaco y muscular.

  • Selenio: cereales completos, la levadura de cerveza, ajo, cebolla, germen de trigo y carnes. La función que desempeña en el organismo es la de neutralizar los radicales libres (envejecimiento), retrasa los procesos de la miopía y preserva la tonicidad de la piel. Indicado para reforzar el sistema inmunitario. Acción preventiva en enfermedades degenerativas.
  • Silicio: Aumenta la elasticidad y resistencia de los huesos, previene la arteriosclerosis, retrasa el envejecimiento y equilibra el sistema nervioso. Se encuentra en los cereales integrales, la levadura de cerveza, el maíz, la calabaza, la sandía y la cola de caballo.

  • Sodio: sal,  queso y el pan. Su labor es la de hidratar correctamente el organismo y actuar en la excitabilidad de los músculos.

  • Yodo: mariscos. Este elemento es indispensable al ser constituyente de las hormonas tiroideas.

  • Zinc: carnes rojas, pescado, pollo, productos lácteos, nueces. Su función dentro del organismo es la de acelerar la cicatrización de las heridas, favorecer en el crecimiento del feto en mujeres embarazadas, participar en la formación del colágeno y de la elastina de la dermis, favorecer el tránsito intestinal y participar en el buen funcionamiento de la próstata y de los ovarios. Indicado en el retraso del crecimiento, alteraciones gonadotrópicas, impotencia funcional, dificultad de regeneración tisular, disfunciones hepáticas y pancreáticas.
  • Zinc-Cobre: Indicado en los retrasos del desarrollo endocrino y en el síndrome adiposo genital. Disfunciones a nivel de hipófisis-gónadas: impotencia funcional. Muy indicado en la menopausia, en trastornos de reglas (síndrome premenstrual) y trastornos de la pubertad.
  • Zinc-Níquel-Cobalto: Indicado en obesidad como complemento a una dieta adelgazante. Controla el exceso de apetito. Propuesto en digestiones lentas y difíciles con somnolencia después de las comidas. En los periodos de hipoglucemia pasajera, acompañados de hambre canina.

Con los años, nuestra sociedad ha evolucionado hacia una vida más mecanizada, más sedentaria, menos natural: ha habido un cambio alimentario y se ha constatado una disminución en el aporte de minerales y oligoelementos.

Por ello es necesario un aporte de oligoelementos para suplir esta carencia. Realizamos este aporte mediante la administración de oligoelementos en dosificaciones muy bajas (la dosificación unitaria va de alguna decena a centenas de microgramos) siendo su indicación fundamental la patología funcional: estas dosificaciones son muy bajas pero tienen un efecto estimulante del organismo y son coadyuvantes en tratamientos alopáticos. No hay que confundir con dosis infinitesimales como las que maneja la homeopatía.

Con el fin de obtener la máxima absorción, los oligoelementos deben:

· Presentarse en forma líquida

· No han de contener agentes conservantes

· Los gluconatos son los que mejor se absorben.

· La concentración debe ser baja, ya que solo se trata de regular procesos enzimáticos y no de cubrir estados carenciales.

Los oligoelementos deben:

· Tomarse en ayunas, ó 15 minutos antes ó 2 horas después de la comidas.

· Mantener debajo de la lengua por espacio de 1 a 2 minutos antes de tragar.

En la terapia de oligoelementos se hace un diagnóstico personalizado sobre qué carencias tiene el paciente y a qué se deben. No debe dejarse nunca un tratamiento indicado por el médico, los oligoelementos ayudan en los tratamientos que estos aconsejan.

Pueden encontrarse tanto en farmacias como en herbolarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close