#Veraxiones

Este verano he decido recoger mis reflexiones de forma instantánea y visual. A través de Instagram cree mi propia etiqueta: #veraxiones y fui subiendo imágenes que encontraba y fotografiaba y lo que me traían a la cabeza.

Me he encontrado reflexionando sobre diversos temas, el primero: lo efímero de la vida. Esta reflexión me llegó tras ver varado un árbol en la playa. Al momento surgen las preguntas ¿de dónde vendrá? ¿lo habrá arrastrado una riada? ¿lo habrá arrancado un temporal? ¿qué tipo de árbol sería? ¿dónde estaría plantado? ¿quién se sentaría a su sombra?¿qué tipo de pájaros anidarían en él? Y ahora, ¿quién vendrá a llevárselo? La vida pasa fugazmente y probablemente habrá quien se pregunte un día sobre quiénes fuimos y donde vamos a parar. Esta es la imagen que me provocó el pensamiento.

Caído
Varado
Seco
Iluminando la tarde 
con un halo de soledad,
esa que alguna vez nos acecha a todas.
Esa que hay que abrazar y sentir.
A veces hay cosas que te recuerdan lo efímero.

También sobre los cambios que experimentan mi cuerpo y mi mente en un mismo día.

Hoy me siento fuego.
Crepitante, caliente, cambiante, enfurecida, ahora rescoldo ahora llama que todo aniquila.
Uno de esos días en que estás arriba y abajo en el mismo instante, quieta y en movimiento interno constante, abrasada por dentro y con frío en el cuerpo…
Hoy soy como el fuego durmiente, esperando a que el aire me empuje a crecer de nuevo, a darme alas para seguir avanzando. 

Reflexione sobre mí misma, el cómo me veo frente al mundo.

Soy una pirata muy particular:
No llevo parche, pero parcheo mucho.
No tengo pata de palo pero a veces se me queda tiesa como uno.
En lugar de buscar tesoros en otros lugares los busco dentro de mí misma.
Y en vez de llevar un loro al hombro, yo llevo a Pancho.
Porque la vida pirata se vive mejor con alguien con quien compartirla 

Sobre la gente que no tiene ninguna flexibilidad en su pensamiento.


Hay mentes más rígidas que una piedra, mentes inflexibles, incapaces de ver más allá de lo establecido, de abrirse a nuevas experiencias.
Hay mentes cerradas a lo “normal” a lo que “ se ha hecho así toda la vida” 
Mentes que están muertas antes de nacer a una nueva idea.
Mentes desechables, pero irreciclables, mentes pobres, pobres mentes…
Con lo fácil que es ver las cosas de otra manera

La vida y la cantidad de perspectivas con la que la miramos y vemos.

Perspectiva.
La vida es cuestión de ver las cosas con perspectiva, y si algo no te gusta, busca otro ángulo desde el que mirar y vuelve a intentarlo.
A veces un paisaje lunar es sólo una roca vista a ras del suelo.

El mundo que tenemos y que nos molestamos en matar poco a poco…

Responsabilidad.
Ya que el Planeta es de todxs, deberíamos tener la responsabilidad de cuidarlo, de no dejar que muera bajo toneladas de basura y plástico, asfixiándose poco a poco.
Un pequeño gesto, como recoger nuestros residuos y reciclarlos correctamente, limpiar nuestras playas, ríos o montes, hacer simplemente que La Tierra sea un lugar mejor y que nuestro legado sea duradero.
Es nuestra responsabilidad.

La mala costumbre de la gente de ir rumoreando sobre otra gente, como si eso fuera el deporte nacional.

Rumores.
La vida está llena de rumores y rumiantes de rumores.
Dónde está el silencio?
Tan difícil es estar sentada sin hacer nada? Leyendo, escuchando música, mirando al mar, dándose un chapuzón e incluso debatiendo sobre algo interesante, pero…dónde caben ahí los rumores? A quién benefician? 
Soy la rara que ama las playas en silencio, de ahí que camine hasta lugares imposibles, apartados, desiertos, y allí plante feliz mi culo inquieto para darme el placer de no oír nada más que lo que el mar y el aire quieran contarme.
Me quedo con esos rumores.

También me acordé de mis talleres, mi cabeza no para nunca de trabajar y en Septiembre empezamos el módulo con las crisis y laberintos cotidianos.

Laberintos.
Somos puro laberinto, vueltas y vueltas de decisiones por tomar, elecciones que hacer, a quién amar, a quién olvidar.
Puertas que se cierran para que otras puedan abrirse.
Una eterna espiral que va y viene, y en el centro nosotras, esperando a que escampe la tormenta para poder correr a la salida con la suerte de no caer de nuevo en otro laberinto y tener que empezar de nuevo a girar contracorriente.

La vida y los regalos que nos da, esos dones que olvidamos que tenemos y que podemos apreciar con sólo pararnos a mirar a nuestro alrededor.

Regalos.
La vida me llena de regalos.
Aire, sol, luna, mar, naturaleza disfrutable, amable, amorosa.
Regalos que agradezco cada día, como poder ver, oír, tocar, andar, amar y ser amada, comer, dormir…sí, y follar que también es un regalo!
Abierta a todo lo que la vida quiera darme.

No faltó una reflexión sobre los filtros que utilizamos para comunicarnos.

Filtros.
Me paso la vida filtrando.
Todo lo que pienso, digo y hago pasa por numerosos filtros.
Filtros que inconscientemente tengo anclados en mi memoria: lo que me gusta, lo que no me gusta, lo que está bien, lo que está mal.
Filtros que a veces me sorprenden desprevenida, que me acechan esperando el despiste para saltar a primera línea.
Algunos de esos filtros son creencias arraigadas que me voy revisando cuando los pillo infraganti, otros son nuevos filtros, llenos de color y apertura.
Me gustan esos nuevos filtros.

Sobre lo que nos afecta o no lo que nos dicen y piensan otras personas.

Salpicaduras.
Hay opiniones que son como salpicaduras, se pegan a la fibra, se hunden en ella y no hay quien las saque de allí.
Otras, sin embargo apenas dejan huella, se secan en un pispás evaporándose para siempre.
Yo prefiero que me resbalen, como el agua sobre las piedras, llevándose la intención y el daño que quieran hacerme.

Incluso viendo el amanecer me dio por pensar en los tipos de puntos que hay…

Puntos.
Puntos suspensivos…
Punto y aparte.
Punto redondo ⚫️
Punto y seguido. 
Punto y coma. 
Punto en boca.
Punto de partido.
Punto de calceta. 
Punto para mí.
Punto para ti.
Adiós y punto.

Y para terminar, porque se acabaron las vacaciones y al llegar nos pilló tormenta, qué mejor que cerrar con una lluvia que se lo lleve todo, lo limpie y lo deje como nuevo.

Nubes.
Jirones de algodón que surcan el cielo dejando a su paso lluvia limpiadora.

Y así, de reflexión en reflexión se me ha pasado el descanso veraniego en un suspiro…

Todas las fotos son mías o de mi pareja y tienen prohibida su distribución o copia, así que sed buenas personas 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close