No estamos locas, sabemos lo que queremos!

no estamos locas

Hace unos años, los Ketama cantaban a ritmo rumbero aquello de “no estamos locos, que sabemos lo que queremos” y quizás lo supieran o aún andan buscándolo, el caso es que hemos tomado el relevo y ahora cada vez somos más las que no estamos locas y sabemos lo que queremos.

Algunas en esa búsqueda nos sumamos al feminismo, por convicción, por revolución y por principios, otras empiezan poco a poco, desde la base, como empezamos todas algún día y esas son las que cada vez son más. Mujeres que se acercan al conocimiento de su propia esencia con miedo, con rechazo, con superstición, pero que se acercan, y poco a poco van dándose cuenta de cada mandato, de cada imposición, de cada represión…

¿Qué queremos las mujeres? y sobre todo ¿Por qué nos cuesta tanto conseguirlo? Hoy, volviendo a ver una conferencia que Isabel Allende dio en México hace ya seis años, veo que nos queda mucho por caminar, pero que cada día estamos más cerca de conseguirlo. Ella alude a que las mujeres en el fondo queremos belleza en nuestras vidas, yo voy más allá, no sólo en nuestras vidas y a nuestro alrededor, también buscamos cada vez más la belleza de nuestra alma, y nos cuesta conseguirla porque hay quien se toma muchas molestias en poner zancadillas, en hacer que nuestros pasos sean lentos, lo que no saben es que las mujeres tenemos mucha paciencia, y sabemos esperar.

En esa espera nos vamos informando, nos vamos concienciando y vamos cambiando…Me maravilla rodearme cada semana de mujeres que se abren como flores, que experimentan el cambio desde dentro, que poco a poco aprenden a amarse, a respetarse, a empoderarse de sus vidas, y me enorgullece formar parte de ese cambio.

Cuando das un paso para ayudarte a ti misma, muchas veces acabas ayudando a todxs.

Ayer me tocó trabajar sobre una película para uno de los talleres que imparto: Come, reza, ama. En ella la protagonista, una Julia Roberts algo perdida, busca su esencia durante un año, lo deja todo para ir en busca de lo que cree que ha perdido, y se lo pasa buscando algo fuera, cuando lo tenía dentro…el único lugar donde no había buscado hasta entonces.

Dios vive en ti, como tú.

La sala de meditación está dentro de ti.

A lo largo de la película (si no la has visto, no sigas leyendo y ve corriendo a verla) se repite la misma historia, todo el mundo le quiere buscar marido y en la mayoría de casos se extrañan de que una mujer sola vaya por el mundo, como si fuera una tara, tanto que ella lo expresa así “si fuera un hombre nadie preguntaría…” pero no lo es, es una mujer y la sociedad te dice cómo debes comportarte en cada ocasión. Una película llena de mandatos sociales sobre cómo debe ser una mujer en cada momento, cómo la sociedad dicta esas normas y cómo otras mujeres se encargan una vez más de ser las guardianas del orden establecido.

Al final triunfa el amor, porque sin amor no somos nada, y no me refiero al amor de pareja, que también, sino al amor universal, al amor que se respira en su evolución, en su búsqueda, al amor que va envolviendo y tejiendo a su alrededor en forma de familia afectiva y que muestra lo importante de esa red a lo largo y ancho de nuestra vida.

Todo lo que se ve en la película es una sucesión de guiones de vida (de ahí que la estuviera visionando de nuevo) a través de los cuales, la protagonista ha aprendido a moverse, ha aprendido a ser reconocida y amada sin mirarse el ombligo y preguntarse qué quiere ella. La perpetuidad en el tiempo de los mandatos de género.

Viendo como cambia su vida y viendo a diario como miles de mujeres cambian las suya, creo que cuando digo que estamos en el buen camino, no me equivoco. Cada vez más mujeres se están preguntando ¿qué quiero? ¿qué necesito? y eso es lo más revolucionario que podemos hacer a diario, y sólo con lograr que lo hagan una vez al día mi trabajo merece la pena.

Si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa a viejos rencores, y embarcarte en un viaje en búsqueda de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuestx a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine, y a que todx a quien encuentres por el camino te enseñe algo, y si estás preparadx, sobre todo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismx, entonces la verdad no te será negada.

#miradentro #crecimientoenmovimiento #reyri #terapiadereencuentro #autoconocimiento #relacionesdebuentrato #talleresconalma #caminaconmigo #crecimientoemocional #crecimientopersonal #crecimientoerótico #cuentosdesabiduría #lifecoaching #semillasdebuentrato

firma mavi

2 comentarios en “No estamos locas, sabemos lo que queremos!

  1. Grande muy grande cada frase escrita. La solución esta en querernos a nosotras mismas y por supuesto hacernos despertar. Me ha encantado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close